El suelo técnico elevado es un sistema que nace bajo la necesidad de ocultar el gran número de instalaciones, como pueden ser cableados o tuberías. Estas instalaciones quedan ocultas debajo del sistema, ya que se ha creado un «plénum técnico» de accesibilidad inmediata y sencilla. Tanto el suelo técnico elevado interior como el suelo elevado técnico exterior nos permiten conducir ordenadamente todas las instalaciones.

La utilización del suelo técnico elevado está altamente recomendada en aquellas zonas donde se den gran número de instalaciones que pasar por el suelo con la ventaja de tener una accesibilidad fácil e inmediata. Algunas aplicaciones comunes del suelo técnico elevado suelen ser: oficinas, bibliotecas, museos, colegios, centros comerciales, centrales telefónicas o eléctricas, salas de control, laboratorios, centrales de procesamiento de datos, etc.

Ambientes